Berlín aprueba un presupuesto de 600 millones de euros para alojar refugiados en hoteles

Berlín quiere albergar a 10.000 refugiados en hoteles.

El gobierno alemán calcula que son necesarias de modo inmediato 80.000 viviendas para los recién llegados

 

Viejos aeropuertos, instalaciones deportivas, cocheras de autobuses… apenas queda en la capital alemana un espacio medio acondicionable que no esté siendo ya utilizado como albergue provisional de refugiados, pero sigue sin ser suficiente, por lo que Berlín se ha lanzado a una negociación con el sector turístico que le permita alojar a 10.000 refugiados en habitaciones de hotel.

Una familia siria de refugiados es registrada en la base aérea de Erding - EFE

Una familia siria de refugiados es registrada en la base aérea de Erding – EFE

 

Con un presupuesto de 600 millones de euros, el Senado de Berlín lleva a cabo ya las primeras conversaciones con los 22 hoteles de la cadena Grand City Hotels (GCH), representada por una gestora londinentes, Hampton Holding Ltd, que en una primera oferta calcula un precio de 50 euros por noche y por habitación, 18.000 euros al año. La cantidad impulsa a pensar que los refugiados tendrán que compartir habitación para reducir el coste por asilado. Estos hoteles, de tipo medio, son comercializados con populares marcas como Holiday Inn o Wyndham e incluyen algunos tan populares como el Hotel Berlin Mitte, el Berlin City East y el City West. Una portavoz del Senado ha reconocido que la negociación “se presenta difícil”.

No será la primera vez que Berlín alquile hoteles enteros para alojar a recién llegados. Uno de los que han sido ya anteriormente cerrados para los refugiados es el Best Western Hotel “President”, en el barrio de Schöneberg, por cuyos 8.100 metros cuadrados de superficie paga la ciudad un alquiler neto de 150.000 euros al mes. La prensa berlinesa crítica con esa medida ha subrayado que el metro cuadrado sale a 18,52 euros en una zona en la que el precio habitual es de 9 a 10 euros por metro cuadrado.

Lo cierto es que no hay demasiadas alternativas. Durante la primavera y el otoño las autoridades berlinesas parcheaban los picos de llegadas con campamentos provisionales que el invierno invalida como opción. El parlamento regional aprobó la semana pasada la edificación en una parte delantiguo aeropuerto de Tempelhof para alojar en nuevas viviendas a hasta 7.000 refugiados, pero no estarán listas hasta 2019. En los hangares de este aeropuerto, que en verano fueron acondicionados para albergar a 600 refugiados, se hacinan ya más de 4.000 personas sin que por ello se haya cubierto toda la demanda.

Cálculos

El ministro regional de Asuntos Sociales, el cristianodemócrata (CDU) Mario Czaja, ha contratado la asesoría de McKinsey para gestionar la crisis y los expertos aconsejan construir vivienda social, conjuntos de bloques que incluyan tiendas para refugiados y colegios para refugiados, un plan que ha recibido duras críticas por parte de Klaus Lederer, diputado regional de La Izquierda, que augura que “será una catástrofe total en materia de política de integración” y contribuirá a crear guetos.

El gobierno de Alemania calcula que, a escala federal, son necesarias de inmediato 80.000 nuevas viviendas de protección social para albergar refugiados. La Federación alemana de Municipios ha advertido por su parte que será necesario construir un mínimo de 300.000 viviendas anuales para dar respuesta a la llegada de personas que piden asilo en el país. “Si damos por hecho que muchos de los refugiados se quedarán de forma permanente, pronto formarán parte del mercado de vivienda”, explicó la presidenta de la asociación, Eva Lohse. La ministra de Construcción, Barbara Hendricks, ha pedido al Gobierno que aumente sustancialmente la financiación para la vivienda social y calcula una inversión de 6.400 millones de euros.

 

 

Fuente de la noticia:

http://www.abc.es/internacional/abci-berlin-quiere-albergar-10000-refugiados-hoteles-201602021627_noticia.html